“El mal querer” es uno de los discos más esperados del año, y ha superado con creces las expectativas. Rosalía Vila, su creadora, contó que éste disco es su tesis de carrera y que le tomó dos años completarlo.

Rosalía contó en una entrevista que a pesar de ser catalana su corazón está en Sevilla y Madrid. A raíz del lanzamiento de los singles “Malamente” y “Pienso en tu mirá”, y del disco en general, la artista ha recibido críticas de puristas del flamenco por la mezcla del mismo con pop, trap y música electrónica. También de gente que le reprochaba la apropiación cultural del género y de las costumbres gitanas. En mi opinión las canciones y su estética se alejan mucho de lo que realmente es la apropiación cultural. Al contrario, resultan para mí un fabuloso homenaje de lo que siente tode aficionade al flamenco, y no hay duda de que Rosalía es una adoradora nata del mismo. Asimismo, yo bailo flamenco y a pesar de no ser gitana lo disfruto y respeto inmensamente.

Sobre la estructura del disco, que se compone de once capítulos, está basado en “Flamenca”  una novela anónima del siglo XIII, encontrada en Rouergue, antigua provincia de Francia. La novela va sobre la protagonista, homónima del título, a la que casan con una especie de conde, el cual la encierra en una torre por celos. Un caballero se enamora de ella y planea liberarla, pero no sabemos cómo termina porque el final de la novela está desaparecido. Para empezar, estamos ante la romantización de los celos y el “amor” visto desde una perspectiva masculina, ya que jamás sabemos de la protagonista más que su nombre. Éste es el dilema central del disco de Rosalía, ¿han cambiado en algo las relaciones y su dinámica de poder impuesta por el patriarcado desde el siglo XIV?

El primero de los capítulos, “Malamente”, cap 1: Augurio, nos revela explícitamente un mal augurio para esta relación, de la cual la protagonista no tiene idea. En el cap 2: Boda, de nombre oficial “Que no salga la luna”, la letra dice: “qué suerte la que yo tuve, el día que la encontré, lo he señala’íto a punta de navaja, prima, sobre la pared” y “como las hojas de un cuchillo, brillaban los sacais (en el dialecto caló – español gitano los “sacais” son los ojos) suyos cuando le di el anillo”. Éste capítulo para mí significa el noviazgo, el compromiso y la boda, hasta donde todo parece idílico, donde él la llena de joyas y brillantes, la manipula, la atrapa en sus redes a través del encanto. En el cap 3: Celos, de nombre oficial “Pienso en tu mirá”, nos sitúa después de la boda, el macho empieza a mostrar su verdadera cara. La letra dice: “Me da miedo cuando sales, sonriendo pa’ la calle, porque todos pueden ver, los hoyuelitos que te salen” y “cuando sales por la puerta, pienso que no vuelves nunca y si no te agarro fuerte, siento que será mi culpa”. Aquí se expone que los celos son enfermizos, irracionales: él tiene tal inseguridad, tiene que poseerla y no dejar que nadie más la vea, así que le coharta la libertad.

“De aquí no sales”, cap 4: Disputa, es el pico más violento y doloroso del disco. El título de por sí es chocante y su letra dice: “Yo que tanto te camelo (“camelar” en el vocablo caló – español sería algo así como querer), y tú me la vienes haciendo, que tú de aquí no sales. Mucho más a mí me duele, de lo que a ti te está doliendo, conmigo no te equivoques, con el revés de la mano, yo te lo dejo bien claro”. Ésta podría ser textualmente una frase que le dijera un novio o marido violento a su pareja. El violento manipula diciendo que lo que hace le duele más a él que a la víctima, haciéndola sentir culpable de ese golpe.

“Reniego”, cap 5: Lamento, es el momento en el que ella se da cuenta que está atrapada en una relación violenta, y el final de la canción dice “Como él, reniego, oh, ay, ay, mira ahorita que te he conocido”. Nadie sabe lo que está pasando en su casa, como suele pasar con la mayoría de las mujeres violentadas, el violento pega y maltrata dentro de la casa, pero afuera la trata como si nada pasara, y el comienzo de la canción lo refleja a la perfección, “Ay, yo río por fuera, y lloro por dentro”.

La voz de la tremenda Rossy de Palma nos introduce a “Preso”, cap 6: Clausura, el texto reza, “Bueno, yo por amor, uff, bueno, hasta bajé al infierno. Eso sí, como subí con dos ángeles (duele, duele, duele, duele). Pues, no me arrepiento de haber bajado. Pero bajar, bajé, ¡eh! Bajar, bajé (duele, duele, duele, duele). Te atrapa sin que te des cuenta, te das cuenta cuando sales. Piensas, ¿cómo he llegado hasta aquí?”. Éste capítulo no necesita mucha explicación, habla del infierno que es su relación, y de cómo ella no puede salir de ahí.

En “Bagdad”, cap 7: Liturgia (que es la ceremonia celebrada por cada religión), la mujer libera todo su dolor mediante el cante por bulerías. La música es su forma de expresar lo que vive, está íntimamente relacionado con la espiritualidad y con Dios, “Solita en el infierno, en el infierno está atrapa’, senta’íta las manos las juntaba, que al compás por bulerías, parecía que rezaba”. No puede decir lo que le está pasando pero pide ayuda con su cante, “Mientras a su alrededor, pasaban, la miraban, la miraban sin ver na’”. Esta letra puede ser también una manera de denunciar la falta de intervención de la gente ante situaciones de violencia de género en la pareja, o la poca protección y seguimiento que se les da a las mujeres que pasan por éstas situaciones. ¿Existe una coincidencia entre el nombre de la canción y la ciudad de Bagdad, masacrada por años?

“Di mi nombre”, cap 8: Éxtasis. Se está terminando, ella junta fuerzas, siente que si no sale de ahí cuanto antes su final ocurrirá en ese infierno. La artista tomó el inicio de ésta canción de otra muy famosa, “Say my name” de las Destiny’s Child. En el video, Rosalía está en una cama mientras canta: “Y átame con tu cabello, a la esquina de tu cama, que aunque el cabello se rompa, haré ver que estoy ata’a”. De esa cama intenta salir con todas sus fuerzas, se libera su rabia, se ve en su cara el agotamiento. No puede salir, una fuerza invisible la ata. Ella de alguna manera intenta seguirle el juego para dar la revancha final y liberarse de él.   

“Nana”, cap 9: Concepción, es la canción más triste del disco. Las nanas son las canciones de cuna flamencas. En ésta canción, ella le canta a su hijo no deseado, fruto de la relación tóxica. Si vamos más lejos podríamos pensar que no llegó a nacer, quizá lo perdió o tuvo que abortarlo, “En la puerta del cielo, venden zapatos pa’ los angelitos, que están descalzos”.

“Maldición”, cap 10: Cordura, nos acerca al final de la relación, quizá su letra sea la más cruda y realista de todo el disco, “M’an dicho que no hay sali’a, por esta calle que voy, m’an dicho que no hay sali’a, yo la tengo que encontrar, aunque me cueste la vida, o aunque tenga que matar”. Se da a entender que ella ha tenido que matarlo para poder sobrevivir, ya sea física o espiritualmente. “He deja’o un reguero, de sangre por el suelo, he deja’o un reguero, que me lleva al primer día, que te dije que te quiero, pa’ saber lo que decías”, ella ha muerto en vida, ya no recuerda como era ese “amor idílico” del principio, los golpes y el maltrato la han desarmado, no tiene nada más que perder.

Hemos llegado al final, “A ningún hombre”, cap 11: Poder. Ya es libre, poderosa, él ya no existe, no va a poder lastimarla. Ni él ni ninguno: “A ningún hombre consiento, que dicte mi sentencia”, “Voy a tatuarme en la piel, tu inicial porque es la mía, para acordarme para siempre, y recordarlo to’a la vi’a, de lo que me hiciste un día”. Ella no va a olvidar el calvario pero seguirá adelante; él pagará el sufrimiento que causó, esté vivo o muerto.

“El mal querer” es necesario, desgarrador pero con un final esperanzador. Un manifiesto que grita que ya no nos callamos, que no vamos a dejar sola a ninguna mujer de éste mundo, que los violentos no pasarán impunes, los veremos caer.

 

Texto: Martina Vega
Imágenes: Filip Custic

ig

One response to “El mal querer: un manifiesto contra la violencia de género

  1. Pero como mola este artículo! 😉 Creo que en el cap 8 (Éxtasis) hay “intencionalidad”. Con esto me refiero a que las mujeres nacidas, criadas y crecidas para cumplir el rol de hembra funcional al macho, aprenden desde el amanecer a que si no son débiles pues…toca aparanterarlo Guapa! “Y si el cabello se rompe haré ver que estoy ata’a”. Pues que si aquello que es tu masculinidad, tu rol de macho carcelero, tus preceptos y tu supremacia se rompen porque al fin y al cabo son tan frágiles como un cabello, yo como buena hembra funcional haré como que no. Y es esa lucha que muestra y ese agotamiento más significativo aún porque tiene la carga de la lucha contra el mal querer de quien maltrata y también de quienes apañan.
    La verdad que excelente leerlas! Me encantó! Arriba “la Rosalía”, arriba ustedes y “the future is female”

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s