Hay un número de cosas que siempre me dieron miedo: Godzilla, no existir más, y que un varón me trate de “loca”. “Está re loca esa mina”, “está re ida”, todas cosas que usan los hombres para desvalorizar planteos o sentires de una que generalmente son súper válidos, pero ellos no quieren enfrentar.

Siempre una de las cosas que me parecieron lindas de mí es que me considero dentro de todo, criteriosa y paciente. Son virtudes lindas para tener con amigues e incluso parejas. Siempre fui así, o mejor dicho tuve que serlo, pero no fue hasta hace poco que me di cuenta que realmente no tiene que ser aplicable a todo el mundo, ni en todos los contextos, ni a extremos absurdos.

Este año tuve un par de vínculos casuales con algunos pibes, uno de los cuales fue bastante longevo. Sin tener ningún tipo de mambo respecto a la poligamia, ya que fue un momento en que yo no tenía ganas de volver a estar de novia y ellos tampoco, me encontré en situaciones en las que ejercité una tolerancia que creo que ninguno de los involucrados merecía.

Me dijeron “sos re buena” o “sos la piba más sensata con la que estuve”. Antes eso podía ser música para mis oídos: era validar cosas mías que me hacían sentir bien, cumplidos que realmente sonaban genuinos y hasta amistosos. Después me di cuenta, y me empezó a hacer ruido, que les parecía re buena o re sensata porque me bancaba cosas que ellos me hacían, calladita la boca. Una amiga me dijo una vez, después de que le mandara un mensaje re largo y sentido a un pibe que no me contestó y que tiempo después me empezó a insistir para vernos y hablar, “decile que ya colmó tu enorme paciencia”.

La palabra histérica proviene de la raíz griega, hystera, que significa “útero”. Hay un mito griego que relata que el útero deambulaba por el cuerpo de la mujer causándole diversas enfermedades. Más tarde, y hasta mediados del siglo XIX, la histeria femenina era una enfermedad diagnosticable en la medicina occidental, la cual se combatía con “masajes pélvicos” (es decir, masturbar a mujeres hasta llegar al orgasmo) o con lavajes vaginales. El hecho de considerar al orgasmo “una cura” se debe a que la represión del deseo sexual en las mujeres en ese entonces se consideraba una enfermedad. Una forma más linda de decirte malcogida. Los estudios de la histeria femenina fueron de hecho las bases para el psicoanálisis del machirulo de Freud.

Cuando era adolescente, mi papá estuvo años en pareja con una mujer después de separarse de mi vieja. Ella siempre me decía “si alguien te llega a tratar de histérica, tenés que decirle que sí lo sos, porque histérica viene de útero, y vos tenés útero, no significa nada más que eso”. Después mi papá se separó de esa mujer, y la trató de histérica. A mi mamá, antes de eso, también. Después a su siguiente pareja, al dejar. Y a su primera esposa también. Ya de más grande todo eso me empezó a hacer una especie de glitch en la Matrix. “¿Che pa, y TODAS tus ex están locas? ¿No será raro?”. Es complejo también crecer con eso y pensar “yo loca no, yo soy criteriosa”.

 

Cuando pude escuchar los “sos re buena” y los “sos re sensata” que tenían detrás malos tratos o boludeos como lo que efectivamente eran, y no como cumplidos, pude realmente soltar los dedos en las teclas y mandar todos los mensajes que se me cantaran cuando veía que alguien me trataba mal. Si ya van tres días seguidos que me clavás sin aviso después de que quedamos de vernos, no tengo por qué flashar paciente y no decirte nada, para que vos no pienses que soy una loca, una intensa. Te digo que por favor no juegues más con mi tiempo y me ahorres el disgusto de lidiar con alguien tan desconsiderado.

Cada vez que hago esto, me doy cuenta de las mil veces que me he mordido la lengua para parecer calma, para que no digan después de mí, como a veces dicen de otras “ay ésta está loca” ¿Loca yo? Locas todas. No sabes cuánto, como la reverenda yuta que te parió, imbécil.

 

Texto: Florencia P.
Imagen: Martina Vilar

One response to “Loca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s