Nadie me puede negar que existe una responsabilidad emocional que nos es impuesta desde niñas, desde el momento en que a una niña le regalan muñecos y esa niña comprende que su función en este mundo es cuidar y proteger. Poder hacerlo no es malo en sí, de hecho es una buena cualidad poder cuidar a otrxs. El problema es cuando esto solo depende de las mujeres, y cuando empezamos a cuidar a los hombres como si fueran nuestres hijes y no nuestros pares. 

En el libro “La vida de las mujeres” de 1971, Alice Munro, escritora canadiense, reza en un capítulo en el que una madre le habla a su hija preadolescente: 

“Creo que va a haber un cambio en la vida de las niñas y las mujeres. Sí. Pero depende de nosotras que se produzca. Todo lo que las mujeres han tenido hasta ahora ha sido su relación con los hombres. Eso es todo. No hemos tenido más vida propia que un animal doméstico”. Por crudo que esto suene ha sido así por mucho tiempo, y en algunos lugares del planeta sigue siendo así. Nos cuidamos entre nosotras, nos aconsejamos y parecemos ser las únicas que nos cuestionamos porque las cosas funcionan como funcionan. Esto tiene sentido porque lo que nos afecta muchas veces suele no afectar a los varones. 

Por más feminista que una sea se encuentra a veces en situaciones de mayor o absoluta responsabilidad afectiva en una relación de pareja o incluso en otro tipo de relaciones no amorosas. Es el lugar al que nos llevan otrxs y nuestra propia ancestralidad. 

En la serie “She’s gotta have it”, remake Spike Lee hizo de su película homónima de 1986, Nola Darling, su protagonista, sale con tres hombres muy distintos, y cada uno le pide un nivel de compromiso y dedicación que ella es incapaz de afrontar porque teme perder su libertad de decisión. Después de un episodio de acoso callejero muy fuerte, Nola, que es artista, le dice a su terapeuta: *Im sick of making decisions based on the male gaze* (Estoy cansada de tener que elegir basada en las decisiones masculinas). Male gaze es un concepto acuñado por la crítica de cine feminista Laura Mulvey que en español se traduciría como la manera en que los hombres heterosexuales suelen representar a las mujeres como personajes creados para satisfacer o los deseos sexuales masculinos o para ocupar un papel funcional al personaje del hombre.

Volviendo de este pequeño paréntesis, es claro que muchos hombres (y digo hombres no como un ataque, sino como una realidad basada en experiencias propias y ajenas), son incapaces de expresar sus sentimientos en base a sus crianzas. “No llores”, “no seas marica” o “no seas una nena”, son frases que representan un claro trasfondo de trancadera emocional y cualidades que se asocian a la feminidad. Si lloras, sos débil, y si sos debil, sos una mujer. Esto sumado a varios factores que construyen una masculinidad tóxica en la que no está permitido de ninguna manera expresarse, hace que los hombres crezcan para temerle a lo que sienten, no permitir que nada se escape y siempre estar alerta ante cualquier posible muestra de fragilidad. 

Como en “La Bella y la Bestia”, cuando Bella accede a casarse con la Bestia y este se convierte en un bello príncipe, estoy segura que más de una le ha salvado las papas a algún saliente, chongo o pareja, prácticamente como una obligación inherente a nuestro género. 

La verdad es que no tengo ninguna solución mágica para esto, ojala la tuviera porque creo que todes nos podríamos relacionar más sanamente, lo único que quiero decirles a todes es que les corresponde ir a algún tipo de terapia para no cargar sus problemas en otras personas. 

Gracias por venir a mi charla TED aH RE.

Texto: Martina Vega

Foto: Martina Vilar

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s