Después de cuatro años estudiando arte, creo que no es atípico enemistarse un poquito con la disciplina de cada una en su vida cotidiana. A mí me pasó con el cine.

Antes de comenzar a estudiar podía llegar a mirar 200+ películas por año, y durante esos cuatro años capaz que con suerte llegaba a 60. En mi defensa, después de pitarse 3 horas de Metrópolis y de Birth of a Nation -que encima glorifica al Ku Klux Klan- andá a tener ganas de mirar cine por placer.

Esta cuarentena por suerte (si podemos decirlo así) me brindó la oportunidad de reencontrarme con el cine y volver a sentirme genuinamente feliz de ver películas y permitirme sorprenderme por ellas. Caerles de casualidad sin saber su trama, sus protagonistas, su duración. Nada.

Particularmente me vi plenamente afectada y enamorada de un numerito de películas que inadvertidamente, tenían algo en común (casi como los países a los que les está yendo bien en esta pandemia): estaban dirigidas por mujeres.

Hace ya un tiempo publiqué un artículo donde me proponía contabilizar de la forma más exacta posible cuantas películas dirigidas por mujeres había visto en mi vida. Creo que no fue sorprendente para nadie que el número fuera despreciable en mi lista (y calculo que en la de la mayoría de los mortales). Haciendo cálculos basado en mi registro casi obsesivo en la web de Letterboxd (se las recomiendo x1000) me dio algo así como que menos de un 8% de las películas que había visto en mi vida eran hechas por mujeres.

Sin mucho más preámbulo, salvo pedirles perdón por lo intensa y pretenciosa que estoy a punto de ser, les dejo las cuatro películas hechas por mujeres que esta cuarentena me hicieron llorar hasta dejarme seca. En orden de mayor devastación a menor:

Portrait de la jeune fille en feu (2019)
Céline Sciamma, FRANCIA

Hacía ya meses que mi amiga francesa Elise me venía recomendando obsesivamente esta película. Dí por contado que iba a ser nominada al Oscar a Mejor Película Extranjera y la dejé para mi visionado de temporada de premios. Sin embargo Francia se presentó con otra versión más de Les Misérables (soltar) y dejaron esta joya fuera de competencia. La vi unos meses después, tras tenerla descargada un tiempo, y la verdad no estaba efectivamente preparada para todas las cosas que me iba a hacer sentir. Portrait de la jeune fille en feu es lo más parecido que he visto creo yo a una película viva. Que casi sentís que te respira encima y te transmite con una sutileza y una humanidad tremenda lo que es la pasión y el amor desmedido entre dos personas. Además del dolor, obvio. Eso no iba a faltar. Es una película puramente de mujeres. No estoy segura pero por lo menos no recuerdo haber visto un solo hombre en toda su duración, y no les voy a mentir, se nota. Sé que mucha gente dice que no existe tal cosa como una sensibilidad de mujer y otra de hombre, y en teoría estoy de acuerdo porque nuestros géneros no nos predisponen inherentemente a eso, es una construcción social. Pero en un mundo donde esa construcción social es la norma al menos actualmente, puedo decir con certeza que a pesar de que “femenino” no significa per se “dulce, sutil, pasional”, sí podemos ver la mirada de una mujer tras el lente (no sólo la directora es mujer, sino que la directora de foto también) que muestra una historia de amor entre dos mujeres de una forma real y con cero sexualización gratuita. A diferencia de, ahem, una película que podríamos llamar similar a esta, La vie d’Adèle. No me malinterpreten porque me encanta esa película, pero se nota a la legua que está hecha por un hombre, que además hizo sentir incómodas a las actrices según su propio testimonio. Portrait de la jeune fille en feu no es sólo pasión, también es miradas, poesía, pintura, una caricia al alma, y un nudo en la garganta.


Stories We Tell (2012)
Sarah Polley, CANADÁ

Voy a empezar por decir Stories We Tell es un documental, y uno raro además. Sé que no todos son fans de la no ficción, y no podría asegurarles que es disfrutable si no les copa. Pero sí puedo decirles que le den una chance, porque se trata de una película muy interesante y súper humana. Stories We Tell es la historia real de su propia directora y de toda su familia. Narrada a través de entrevistas y material de archivo, vemos como reconstruye la memoria de su madre fallecida que solía ser una persona vibrante, amorosa, llena de vida, y como luego como espectadores nos enteraremos: llena de misterios y cosas no dichas. No pretendo spoilear pero durante la película nos vamos enterando de cosas que naturalmente toda la familia ya sabía a la hora de filmar. Ergo, por qué se hace esta película. Es un drama familiar que a una gran escala de las cosas puede resultar intrascendente. Es la historia de una familia, sus asuntos privados. ¿Por qué nos importa? Sarah Polley hace un interesantísimo punto sobre la fragilidad y la subjetividad de la memoria. Sobre la imposibilidad de reconstruir a una persona que ya no está. Sobre la multiplicidad de puntos de vista que pintan una historia diferente cada vez. Y como el tiempo nos va cambiando y va cambiando nuestras opiniones y deseos. Además de que es completamente imposible no sentir y sufrir con cada uno de los personajes de su historia, personas reales que le están vaciando el alma a la cámara, que son vulnerables, que exponen sus más profundas intimidades para que todos las veamos. Y sentimos con ellos. Es de las cosas más salvajes que tiene el cine, en mi opinión. Comprender y empatizar por completo con una persona que nunca en tu vida conociste.


Little Women (2019)
Greta Gerwig, EE.UU.

No sé ustedes, pero yo fui una mala niña y nunca leí ni vi ninguna adaptación de Mujercitas. Sólo conocía el icónico perfume, pero sin embargo tampoco nunca lo tuve. Todo eso para decir que ni puta idea de que se trataba esta película cuando me senté a verla, admito, un par de semanas tarde para los Oscars. Sí conozco sin embargo a Greta Gerwig, y bastante de hecho. Como actriz y directora, no quiero mentir pero creo que vi todo lo relevante que hizo. Y afortunadamente. Greta es una tremenda fuerza de su generación, siendo una de las cinco mujeres en la historia del cine nominada al Oscar a Mejor Dirección, y sí, ya sé que me paso obsesivamente consumiendo y criticando los Oscars a la vez, perdonen. Little Women es hermosa. Verán que es el leitmotiv de estas reseñas. Particularmente en esta oportunidad no creo que haya sido perfecta en otras áreas (el vestuario históricamente erróneo, y el ida y vuelta entre flashback/actualidad por ejemplo, que me dejó muy confundida al principio) pero sin embargo si hay algo que no le falta es encanto y afecto. Quizás me pegó de más porque me identifico con algún personaje (I feel you Laurie) pero el cariño y la comprensión que se demuestran constantemente entre todos, además del amor entre hermanas, no pudo evitar hacerme llorar con una sonrisa. Cual desquiciada.

Elena (2012)
Petra Costa, BRASIL

Elena es otro documental, no muy distinto en historia y estructura a Stories We Tell, pero sí cargado de otras reflexiones y ejes temáticos. Petra Costa, cineasta brasileña, decide contarnos en esta película sobre la trágica vida de su hermana Elena, prácticamente igual a ella misma en todo sentido salvo la gran diferencia de edad. Petra habla de los vínculos con el duelo, la angustia, la depresión y el arte en tres generaciones de mujeres de su familia. En ella vemos a una persona que busca sanar a través del arte y el cine, de entenderse a ella misma como individuo, pero también a través de su hermana.
Elena es una película sumamente expresiva, casi poética. Utiliza material de archivo grabado por la hermana mayor cuando era una niña, un material inocente, feliz; mezclado con entre otras cosas, material que filmó Petra ya siendo una mujer adulta cuando va a buscar a su hermana a Nueva York, la ciudad que las une, donde ambas estudiaron para ser actrices.
No puedo hablar mucho más de la película sin develarles que pasa, pero sí voy a decirles que Elena es un claro ejemplo de lo terapéutico y catártico que puede ser el arte, y es increíble de presenciar.

Texto e ilustración: Florencia P.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s