Viva la fantasía

Cruzarse con esas delicias en una ciudad empapada en mercurio no es cosa simple. Ahí entra la fantasía, sudada, empujando a la supervivencia. Cada uno crea y acondiciona la suya por diferentes vías. Algunos comprando objetos, ropa, accesorios, alcoholes en gel de colores, carcazas de celulares, dispensadores de bolsas para caca de perros. Por eso el … Sigue leyendo Viva la fantasía